Los sistemas de control, automatismos eléctricos, permiten el manejo automatizado de la mayoría de tareas cotidianas de mantenimiento y producción, así como regular el clima desde casa e incrementar la rentabilidad de sus instalaciones. Existen muchos sistemas de regulación climática que nos ayudan a controlar algunos factores climáticos: ventanas, calefacción, nebulización, pantallas ventiladores, etc. Con el uso de controladores climáticos se maximiza el uso de cualquier sistema de regulación climática que tengamos. Esto implicara un mejor control y por ello un aumento de la calidad y cantidad de la cosecha.